domingo, 26 de julio de 2015

¿Qué ocurre en nuestro organismo cuando ayunamos?


Hemos comprobado en estos últimos 21 días que el ayuno es la disciplina espiritual más poderosa de las tres que Yeshúa nos ha enseñado (Mateo 6:1-18).

En el plano físico son múltiples los beneficios que desprenden después de estar en un ayuno, sea parcial o total. 

Entre los detalles de la la lista de beneficios que podemos enumerar se destacan:

  • Degrada las grasas del organismo, lo que ocasiona una rápida pérdida de peso.
  • Se reabsorben, y este es un hecho muy comprobado, los depósitos de colesterol en las arterias.
  • Aumenta la cantidad de orina eliminada o diuresis. Esto explica la gran cantidad de peso perdida por algunas personas durante los primeros días de ayuno.
  • Desvía la energía utilizada en el proceso digestivo hacia la eliminación de sustancias de desecho, poniendo al día el retraso crónico en la eliminación que tiene lugar por nuestra alimentación excesiva y no adecuada, que hace que los órganos de eliminación (especialmente hígado, riñones, pulmones y piel) se ven sobrecargados de trabajo y no cumplen de forma muy efectiva su trabajo. El ritmo de vida, los factores psico-emocional y el estrés, agotan al cuerpo y a sus órganos de eliminación también.
  • Desvía la energía utilizada en el proceso digestivo hacia los tejidos y órganos que necesitan ser reparados, regenerados y revitalizados.

Al ayunar le damos la oportunidad para que descanse verdaderamente el aparato digestivo con lo que puede “poner al día” sus funciones y recargar sus energías.

El cuerpo se alimenta de las reservas menos vitales y ocurre con frecuencia una desintegración de quistes, abscesos, bultos, tumores benignos. Incluso tiene un gran efecto sobre los tumores malignos. 

Durante el ayuno, el organismo primero degrada y quema las sustancias no esenciales para obtener energía. 

Una fuente de material no esencial es el tejido enfermo, como los tumores benignos. Cuando el organismo físico no tiene comida, los tejidos se utilizan en orden inverso a la importancia que tienen para el organismo. Primero se utilizan los menos vitales. La grasa es el primer tejido en desaparecer. Para suministrar nutrientes a los tejidos más vitales, como el cerebro, los nervios, el corazón y los pulmones, las reservas almacenadas se utilizan antes de utilizar cualquier tejido funcional del organismo.

Durante el ayuno, la capacidad del organismo para disolver los coágulos aumenta considerablemente. Este proceso, denominado fibrinolisis, no permite que se produzcan problemas tales como trombosis o embolias.

Aumenta la capacidad inmunitaria del organismo.

Beneficios del Ayuno Físicos:
  • Ayuda al organismo a vencer las infecciones
  • Elimina la materia astral inferior y vibraciones negativas
  • Purifica los cuerpos sutiles
  • Limpia el cuerpo
  • Clarifica y fortifica la mente y los sentidos
  • Saca los venenos del organismo por años de alimentación inadecuada
  • Quema la basura que estorba el flujo de la sangre
  • Normaliza y purifica al sangre
  • Revitaliza el cuerpo por el ahorro de energía que se hace
  • Se experimenta modificaciones hormonales que estimulan los mecanismos de desintoxicación hepática
  • Variaciones en el nivel de acetona actúan sobre el cerebro, produciendo sustancias que estimulan la capacidad curativa del cuerpo
  • Activa eliminaciones en general y en especial las de las materias morbosas del organismo
  • Da un reposo completo a los órganos vitales
  • Para la absorción de alimentos que se descomponen en los intestinos e intoxican después el cuerpo
  • Vacía las vías digestivas y elimina las bacterias de putrefacción
  • Da a los órganos de eliminación la oportunidad de poner al día su trabajo y facilitar la eliminación
  • Restablece la química fisiológica normal y las secreciones normales
  • Rejuvenece las células y tejidos y regenera el cuerpo
  • Permite la conservación de la energía y la canaliza de una forma mas adecuada
  • Aumenta los poderes de digestión y asimilación.
  • Mejora le funcionamiento general del cuerpo
Beneficios del ayuno Espirituales:
  • Limpia el Templo interior
  • Aumenta la fuerza de voluntad
  • Por la fuerza de voluntad necesaria para resistir los embates del apetito aumenta la estabilidad psicológica y la auto confianza
  • Puesto que las cadenas que atan al espíritu con el cuerpo son mas frágiles es mas fácil conseguir el éxtasis y gozo espiritual
  • Se consigue una visión interior mas aguda y profunda
  • Aumenta la devoción personal y la Fé
  • Se establece una comunicación mas directa con Di's, puesto se puede oír mas fácil
  • Hacernos más humildes
  • Clarifica la visión interior
  • Poder oír con mas claridad la voz interior
  • Es un tiempo propicio para entregarse mas a la Meditación y Oración
  • Hace del hambre una virtud
  • Ayuda al despertar de la Conciencia Cósmica
  • Se canaliza la energía mas fácil, puesto que es una época propicia para la sanación
  • Puesto que se esta mas limpio interiormente se puede realizar ejercicios de Perdón mas fáciles y efectivos
  • El Ayuno es algo sobrenatural, por que aplastamos lo carnal , para entrar en lo sobrenatural de Di's
  • Ayuda al domino propio
  • Nos pone en lugar de sensibilidad al Espíritu.
El ayuno es un acto de la perdida de la necesidad de comida que se realiza voluntariamente y la abstención de probar alimentos por un determinado lapso de tiempo, especialmente de alimentos sólidos , permite que el organismo descanse de la función de digestión y actúe en las funciones de eliminación y desintoxicación activando las capacidades de regeneración y renovación de todo el organismo, es el método de purificación mas natural y efectivo que se conoce, los animales lo realizan cuando se sienten enfermos, se abstienen de comer hasta que se mejoren y la Fuerza Vital de la naturaleza les devuelve la salud ; al ayunar se le permite a la naturaleza obrar en el cuerpo físico y los otros cuerpos, y ella se encarga de restablecer la armonía y el equilibrio orgánico.

Vibración es el movimiento interno que tiene cada ser o cuerpo que ocurre por el movimiento del electrón alrededor del átomo, todo cuerpo lo contiene, desde el corpúsculo y la célula , hasta el astro y los universos todo está en vibración constante. La vibración de todo cuerpo puede ser captada y en especial la humana , la de las plantas, piedras y animales por el aura, el Aura que seria: Un campo electromagnético que rodea a cada ser, está compuesto por numerosas líneas de fuerzas, crece y decrece, emite y recibe ondas como todo lo que existe, su sustancia es de la naturaleza de la Luz, es decir a la vez corpuscular y ondulatoria. Su volumen es variable, así como también lo es su color.

viernes, 24 de julio de 2015

Tisha b'Av: e Ayuno del Quinto Mes y nuestra Victoria sobre las angustias


Tisha b'Av o Tish'ah b'Av (en hebreo תשעה באב, tish‘āh bə-āḇ) es el principal día de ayuno y abstinencia de la Casa de Judá (judaísmo) y es regida por costumbres de origen rabínico. Justamente por ser una ordenanza rabínica, es optativa para los que no son de la Casa de Judá (judíos). Por una cuestión de unidad (NO de obligación) yo recomiendo hacerlo.

Tisha b’Av es la culminación de las tres semanas de duelo en las que los judíos lamentan la pérdida, por dos veces, de su Templo, la pérdida de Jerusalén y el consiguiente exilio. En Jerusalén, muchos pasarán la noche y el día junto al Kotel, el único vestigio del Templo que sigue en pie, que hoy, más que nunca, es el Muro de los Lamentos

Su nombre hace referencia al noveno día (Tisha) del mes hebreo de Av.

Ha sido llamado el día de la calamidad para Israel y posteriormente para el pueblo judío.

Según la tradición judía estos son los acontecimientos de dicha fecha:

1. Fue en este día cuando los doce espías que habían sido enviados a reconocer la Tierra Prometida, trajeron un mal reporte acerca de la tierra que causó que los israelitas sintieran pánico, lloraran, y no quisieran ir, por lo cual YHVH ordenó que esta generación no entraría a la Tierra. (Números caps. 13 y 14).

2. Fue en un 9 de AV cuando el Templo de Salomón fue destruido, y cuando en el año 586 A.C. el Reino de Judá fue destruido por los Babilonios liderados por Nabucodonosor, y los judíos fueron enviados al exilio Babilónico.

3. El Segundo Templo fue destruido en el año 70 D.C. por el Imperio Romano, y el pueblo judío fue esparcido por el mundo para un exilio de 2.000 años.

4. La rebelión de los Bar Kojba falló. Bar Kojba fue asesinado, al igual que el rabino Akiva y muchos otros sabios importantes de la Mishná. (132 D.C.).

5. El Monte del Templo fue socavado y Jerusalem fue reconstruida como una ciudad pagana.

6. La declaración de las Cruzadas por el Papa Urbano II en 1095

7. La quema del Talmud en el año 1242

8. En 1290, se firmo el Edicto del Rey Eduardo I expulsando los judíos de Inglaterra. 

9. El Decreto de la Alambra que lidero la expulsión de los Judíos de España en 1492

10. Comenzó la Primera Guerra Mundial en 1914

11. Los primeros asesinados en Treblinka en 1942

12. La AMIA (Asociación Mutua Israelita Argentina) fue atacada por terroristas Árabes hecho que ocurrió el 18 de Julio de 1994 en Buenos Aires Argentina. 86 muertos y mas de 120 heridos.....

Por todos estos, y otros, hechos, el día 9 de Av ha sido tradicionalmente un día de ayuno del pueblo judío. Es un día de aflicción muy especial al que se llega después de 21 días de ayuno parcial. 

Esas "Tres Semanas" que van desde el 17 de Tamuz y Tishá B’Av han sido, históricamente, días de desgracia y calamidad para el pueblo judío. Entre otras tragedias, durante este tiempo fueron destruidos tanto el primero como el segundo Templo, como ya señalé. 

Las "Tres Semanas" que sirven en la historia judía como preludio a Tishá B’Av representan un período de duelo por la caída de esas murallas que protegían el Templo y la fuente de la santidad espiritual del mundo.

Por todo eso, estos días son aludidos como el período “entre las estrechuras” o “entre los días de angustia” (bein hametzarim), de acuerdo al versículo: "Todos sus perseguidores la alcanzaron entre las estrechuras" (Lamentaciones 1:3).

Durante este período toda la Casa de Judá observa varios aspectos de duelo: Minimiza la alegría y la celebración – no se hacen bodas, no se escucha música, no se cortan el pelo ni la barba. Las expresiones de duelo se intensifican a medida que se acercamos a Tishá B’Av.

Hacia el final de la tarde previa a Tishá B’Av se acostumbra comer la Seudat Hamafseket – una comida que consiste de pan, agua y huevo duro. La comida se unta en cenizas, un simbolismo de duelo, y los judíos se sientan en el piso para comerla (Las reglas son un poquito diferentes cuando Tishá B’Av cae en Shabat o en domingo).

La puesta de sol marca el comienzo de Tishá B’Av. En ese momento comienza el ayuno y no se permite comer ni beber hasta el anochecer del día siguiente. Tampoco está permitido bañarse o lavarse, utilizar zapatos de cuero y tener relaciones maritales. Tampoco estudiamos Torá, a excepción de textos relevantes a Tishá B’Av y a duelo – por ejemplo el libro de Lamentaciones y Job, y algunas secciones del Talmud (incluyendo la historia de Kamtza y Bar Kamtza).

El Libro de Eija (Lamentaciones) – el lamento poético de Jeremías por la destrucción de Jerusalem y el Primer Templo – se lee en la sinagoga como parte del servicio de la noche. Se leen "kinot" (elegías) especiales, tanto a la noche como a la mañana.

Para nosotros, los primogénitos de Su Monte, este ayuno no solo es quebrar el cuerpo sin probar alimentos; es alimentar el alma con un juicio de amor hacia uno mismo, reconociendo nuestras fallas, la falta de amor al prójimo; haciendo volver a nuestra alma y cuerpo a La Fuente de Luz, con arrepentimiento sincero y gratitud, ya que un ayuno sin meditación en la Torah es como un cuerpo sin alma. 

Por ello, en Tishá BeAv, los primogénitos de Sión, tenemos que reflexionar sobre nosotros mismos. ¿Estamos agradecidos por todo lo que Abba ha hecho por nosotros? ¿Confiamos en Él? ¿Estamos dolidos por el sufrimiento de nuestros hermanos? ¿Creemos que el Eterno nos ayudará si salimos a ayudar a nuestros hermanos judíos? 

¡Por supuesto! ¡Dios quiere que Sus hijos retornen a Él!

jueves, 2 de julio de 2015

Los Motivos para ayunar 21 Días en el Cuarto Mes


Ya comienza nuestra nueva y mejor temporada: 21 Días de plena Comunión con el Eterno Abba. 

Ninguno de Uds. puede privarse del privilegio que este llamado profético ofrece: manifestarnos como el Templo de Yahvéh aquí en la Tierra.


Escuchen atentamente las pautas que hay que tener en cuenta para vivir en propósito y plenitud este tiempo de búsqueda.

¡Participen en Espíritu y Verdad!

(Haz CLICK en la IMAGEN y podrás verla más grande)

21 Días dexintoxicándonos del Sistema de Pecado... y manifestando nuestra Victoria

"Así ha dicho el Señor de los ejércitos: Los ayunos del cuarto mes, y de los meses quinto, séptimo y décimo, serán para la casa de Judá motivo de gozo y alegría, y de gran celebración. Así que amen la verdad y la paz".
(Zacarías 8:19)
En dos días más estaremos en el día 17 del cuarto mes del calendario hebreo que el Eterno le revelara a Israel que debía guaradar.

En este día, la casa de Judá ha establecido desde la destrucción del primer Templo, un ayuno que inicia un tiempo de consternación en la que obligan a sus almas a conpungirse en la evaluación de toda deficiencia espiritual que conlleve juicios del Eterno sobre Jerusalén y la tierra santa. El objetivo será conquistar las mismas y evitar así toda actividad destructora del sistema enemigo.

Ayer, estuve impartiendo a los santos del Monte los lineamientos necesarios para que entremos juntos y unánimes en un proceso de Spa Celestial, en el que el Eterno Abba nos hermoseará por medio de Su Victoria redentiva (Salmo 149:4).

A continuación los invito a disponer sus mentes y corazones y escuchar lo que el Espíritu Santo de Dios tiene para Sus santos en estos días dónde la abundancia del pecado, obliga a que la Gracia de Abba se manifieste en sobreabundancia sobre las naciones.

Parte 1


Parte 2
  

Parte3

El Bosquejo de este Ayuno de 21 Días sería el siguiente:
PROPÓSITO:
Despertar en la mente y corazón del redimido el sentimiento de pérdida que se sufre cuando la Comunión con el Eterno Dios se pierde. 
OBJETIVO:
Ayudar a cada redimido a conquistar las deficiencias espirituales que provocan los trágicos eventos de la caída de Jerusalén, símbolo de nuestra zona de propósito en donde tenemos identidad de hijos primogénitos en Cristo Jesús, y la destrucción del Templo, símbolo de nuestra posición de autoridad como adoradores en Espíritu y en Verdad.
PROCESO:
 Realizar Teshuvá. Es decir la instrospección y compromiso a cambiar de mentalidad y estilo de vida.
RESULTADO:
Aquirir la Unción y el Poder para transformar tragedias en alegría.

En cuanto a cómo llevar la DIETA PROFÉTICA de estos días recomiendo leer:
Consejos para realizar el Ayuno de Daniel (haz click sobre el título)

viernes, 3 de abril de 2015

¡Jametz vs. Matzáh! ¡Despojémonos de todo peso!


En el primer mes (Abib o Nisán) en el día quince, en la peregrinación de Pésaj, el Eterno Dios, nuestro Abba, nos comandó comer Matzáh (Pan Ácimo) sin Jámetz (sin levadura), esto es debido a que el Jámetz es símbolo del Yétzer Hará, es decir la arrogancia y vanidad del ego humano.

Matzáh se escribe con las letras: Mem, Tzadik y Hei;
Jámetz se escribe con las letras: Jet, Mem y Tzadik

Como vemos la única diferencia en su escritura es la línea que une a la letra Hei de Matzáh para convertirse en la letra Jet de Jámetz. Esta línea simboliza a la lengua y nos exhorta que no debemos hablar Lashón Hará (lengua diabólica), es decir,cualquier cosa dicha o escrita que pueda causar daño físico monetario o emocional a alguna persona (calumnia o difamación), sino más bien Lashón HaKódesh (lengua santa) para que el Tzaráat (la lepra) espiritual no nos invada y destruya. Lashón HaKódesh (lengua santa) tiene que ver con la manera de expresarnos vocalmente hacia las personas (y cosas) en buenos términos, aunque lo acentuamos sobre el sentido de hablar palabras que tienen que ver con la santidad y la pureza, y que siempre bendicen al que oye. 

El Jámetz simboliza la inclinación al mal [o mal instinto - Iétzer Hará]; por lo tanto, la búsqueda del Jámetz y su eliminación representa la lucha del hombre por vencer esta inclinación. El Jámetz es más sabroso que la Matzáh, es de apariencia más agradable y de mayor tamaño. Ello también es cierto respecto de la "mala inclinación" que arrastra a la persona hacia los placeres mundanos, los hace más atractivos a sus ojos, y que parezcan más importantes de lo que realmente son. Este es el Jámetz que el hombre debe eliminar por completo.


La Matzáh es el símbolo de la Providencia y las bendiciones del Santo y Bendito Abba en nuestras vidas, pero el Jámetz representa a aquello que nos estorba y nos nos deja apropiarnos de ellas. 

¡Saquemos el Jámetz de nuestra vida a tiempo, no vaya a ser que nos destruya!

¡Desechemos lo que nos estorba!

miércoles, 1 de abril de 2015

La Fecha del Pesaj... ¿el 14 o el 15 de Abib (Nisán)?


En estos años he notado que, bajo la dirección de los denominados Judíos Ortodoxos, muchos de los hebreos "culturales", que se hacen llamar "mesiánicos", insisten en anexar el único día singular de La Pascua  (Pesaj) dentro de los siete largos días de la Fiesta de los Panes sin Levadura (HaghaMatzah), tal y como la Casa de Judá lo practica en nuestros tiempos. Bajo esta falsa creencia, y siempre bajo la dirección de los Judíos Ortodoxos, los hebreos de hoy insisten en que La Pascua (Pesaj) debe ser celebrada el día 15 de Nisán, es decir en el primer día de la fiesta de Los Panes sin Levadura.

Hoy, muchos Judíos declaran obstinadamente: 
   "La Pascua Hebrea (Pesaj) es una celebración del octavo día comenzando el día 15 de Nisán." 
Y, ellos insisten en esto al decir: 

   "La fiesta de la primera Pascua Hebrea (Pesaj) comenzó en el día 14, después de la puesta del sol, lo cual hace la fecha, oficialmente, el 15 de Nisán."

Leyendo estas dos afirmaciones podemos preguntarnos: ¿están ellos diciendo que hay más de una celebración de Pesaj? Y, ¿están ellos afirmando que el día 14 puedes ser cambiado "mágicamente" al día 15?

Esto es bastante complejo, y entendemos que absolutamente no tiene ningún sentido en cuanto nos sometemos a una perspectiva bíblica.

Toda ser humano que tiene claro en su mente el concepto de cómo funcionan los calendarios sabe muy bien que los días del calendario duran 24 horas, y que cualquier día llamado "el 15º" no comenzará hasta que el día de tamaño normal llamado "el 14º" oficialmente termine. Este criterio no solamente es lógico, sino que también es mentalmente necesario. Pero, asombrosamente no es así para los Judíos Ortodoxos (los Fariseos de hoy día), porque dónde Yahvéh, nuestro Dios especifica "El 14º" día, los Judíos Ortodoxos insisten que debe entenderse el "15º".

La propia Sagrada Escritura de los hebreos, la Torá, ("La Instrucción") claramente declara que la Pascua (Pesaj) comienza en el mismo principio del día 14, a la puesta del sol, es decir al atardecer o crepúsculo (Éxodo 12:6 y subsiguientes). Esta deducción es confirmada por el libro de Números 33:3 que relata:
“El mes primero partieron de Ramsés el día quince del mes primero; el día después de Pesaj [sacrificio], los Hijos de Israel marcharon con mano poderosa a la vista de todos los Egipcios”. 

El pasaje anterior describe el día del Éxodo (salida) de Egipto tanto como el 15 del primer mes como el Día siguiente después del Sacrificio de Pesaj. ¡Este versículo nos muestra de modo concluyente que el “Día siguiente después de Pesaj [sacrificio]” es equivalente a la mañana del 15 de Nisan!

En Egipto, todos los eventos de la Pascua Hebrea (Pesaj) originalmente ocurrieron durante las primeras doce (12) horas después que la puesta del sol (Crepúsculo) del día 14 comenzó. Desde allí, el pueblo de Israel solamente se preparó para su día de santificación que daría inicio a su peregrinación hacia el Reino del Eterno Dios.

Los hebreos comenzaron a salir de Goshén, en Egipto, en algún tiempo cerca del comienzo de la parte del día 15 o antes de la salida del sol (el amanecer) del mismo.


El mandamiento para la Pascua Hebrea (Pesaj) fue dado por el Eterno Dios ANTES que el Éxodo comenzara.

Toda mención bíblica de la fecha de la Pascua Hebrea (Pesaj) declara que la Pascua Hebrea (Pesaj) dura por un (1) día. Acerca de lo cual, vea: Lev. 23:5-6.

Bíblicamente queda demostrado que en Egipto, antes que el día 15 finalizara, Israel había partido de la Tierra de Gosén, comenzando la marcha que les guiaría completamente fuera de Egipto.

En el día 15 (el día DESPUÉS del Pesaj), Israel ya estaba en la marcha diseñada por el Eterno Dios.

Trasfondo De Los Fariseos


A través de la vida y los tiempos del Mesías Yeshúa, notamos que siempre hubo una fuerte y frontal controversia entre dos grupos sectarios del judaísmo: los fariseos y los saduceos. Dicha discordia y confrontación se fundamentaba en su forma de guardar los días importantes de las fiestas (o festivales) ordenadas por el Eterno Dios.

En el tiempo del ministerio de nuestro Señor Jesús, los saduceos (llamados escribas, en Mateo, cap. 23) eran los sumos sacerdotes en Jerusalén (vea: Hechos 5:17). Ellos mantuvieron los Santos Días hebreos de acuerdo a lo revelado literalmente en la Torá (La "Instrucción" – los Libros de Moisés – Los 5 primeros libros del Antiguo Testamento en la Biblia).

En cambio, los fariseos fueron unos "revolucionarios mesiánicos" considerados teológicamente inadaptados dentro del Judaísmo. 

Los fariseos , un montón de estudiosos legalistas ("religiosos") sin afecto natural alguno, eran considerados una secta del Judaísmo que se había desarrollado durante la Diáspora Babilónica, en la ausencia del sacerdocio hebreo, mientras no había adoración en el Templo. Su teología había evolucionado grandemente en los 500 años desde su formación, fortaleciéndose particularmente en la época de los macabeos, desde dónde tomarían forma y cuerpo sus creencias en una interpretación nueva para consolidar el judaísmo como religión verdadera.

Es interesante destacar que los fariseos fueron responsables del desarrollo, compilación y redacción del Talmud (comentarios rabínicos) después de que Jerusalén, y el Templo, fueran destruidas en el año 70 de nuestra era común. Esto fue el resultado de un esfuerzo para emprender la adopción del Ministerio de la Enseñanza del Espíritu Santo del Eterno Dios, esforzándose así en vano en explicar la Ley y los Profetas, desde las opiniones y tradiciones humanas,  en lugar de la revelación mesiánica del Eterno Dios.

Fueron los fariseos los que bogaron dentro de las costumbres judías en trasladar la Pascua Hebrea (Pesaj) hacia el día 15 de Nisán. De esa manera, cuando ya el Templo con el altar no estaban en funciones, lograron colocar la Pascua Hebrea (Pesaj) en un Día de Sabático supremo Anual (Un Día Supremo Santo), y uno de los días ordenados por el Eterno Dios como Sabático de "Peregrinaje". 

Naturalmente, estas opiniones descaminadas de meros hombres invaden el correcto peregrinar de la fe judía colocando al Talmud, en reemplazo de la clara Instrucción divina misma. Para un redimido es claro que el Eterno revela y explica exactamente Sus pensamientos e intenciones sin la ayuda exterior de una secta judía y sus tradiciones. Sin embargo para los judíos actuales es más importante la opinión humana acumulada durante siglos, que lo que el Rey de los siglos ha revelado para el cumplimiento de Su propósito.

Por lo tanto, esos fariseos antiguos son los antepasados "religiosos" y culturales de los Judíos Ortodoxos hoy en día. Como un resultado, los fariseos de hoy (los judíos ortodoxos) dan precedencia indebida a los comentarios Rabínicos (Talmud, por ejemplo) mientras ignoran la Torah y sus Santas Escrituras (Tanak).

Hoy, Las reglas de los fariseos modernos han suplantado la oportunidad del momento de los Santos Días del Eterno como ellos originalmente fueron tomados del Éxodo hasta el tiempo de Cristo Jesús, nuestro Señor. Es una lástima notar que los hebreos de hoy tienen información precisa disponible en el Torah (desde Génesis a Deuteronomio), y sin embargo, ellos, escogieron conformar su calendario de "días santos" según las interpretaciones del Talmud (comentarios rabínicos). De ese modo la mayoría de los hebreos actuales, que se autodenominan mesiánicos, no estudian el Torah, sino que más bien escuchan a los estudiantes "talmúdicos".

Porque La Pascua Hebrea (Pesaj) ha sido erróneamente re-ubicada al día 15 de Nisán, los hebreos modernos "culturales" están siguiendo los dictámenes de los Judíos Ortodoxos (los actuales fariseos) y tratan la Pascua (Pesaj) como si fuera un Día Sabático Solemne, pero Pesaj, según el Eterno, NO es un día Sabático.

Sin duda alguna, notamos con este tipo de errores que los judíos poseen los "oráculos de Dios" y, sin embargo, no puede encontrar ningún sentido fuera de ellas en absoluto, ni realizarse en el propósito eterno en ellas revelado.  Aquí remarcaré lo siguiente: los judíos realmente sí leen su las Santas Escrituras, pero es obvio que ellos no entienden lo que están leyendo (2 Corintios 3:14-16). 

Pero, más allá de toda invasión humana, sabemos que el Eterno Dios originalmente no hizo de La Pascua Hebrea (Pesaj) un día de Sabático, y aún el Nuevo Testamento o Nuevo Pacto declara que la Pascua Hebrea (Pesaj) es un día de "Preparación", es decir, el día ANTES de un día de Sabático Supremo Anual. (Vea: Juan 19:31, 42; Mateo 27:62; Marcos 15:42; Lucas 23:54).

El Eterno claramente había dado a los hebreos, por medio de Moisés, un calendario de Su propia creación, concerniente a los acontecimientos sobre los cuales Él gobernó. Así se aseguró de dejar en claro que Él definitivamente seguiría su calendario en forma igual y precisa. 

Encontramos al Eterno Dios diciendo lo siguiente a través de Su Palabra, demostrando que podemos contar con esto como siendo un hecho absoluto sobre el cual no habría ningún cambio. Muchas son las Escrituras que enseñan que Yahwéh (El Dios de Abraham) no cambia. Dos ejemplos de ellas nos bastarán para nuestro objetivo de bitácora: 

   "Porque Yo, YHWH, no cambio... " 
(Malaquías 3:6)

"No violaré mi pacto, 
ni mudare lo que ha salido de mis labios."
(Salmo 89:34)

También las Sagradas Escrituras dicen que no deberíamos tener comunión con aquellos que son propensos a proponer cambios en la doctrina.

 "Hijo mío, teme YHWH y al rey;
No te juntes con aquellos que son dados al cambio (veleidosos)"
( Proverbios 24:21)

Ante esto, y escuchando lo que el Espíritu de Yahvéh dice a nuestro espíritu, recomiendo considerar estos pasajes tomados de Éxodo, capitulo 12 y 13 (énfasis añadido):
  • 12:6 - ".... el día CATORCE... en el crepúsculo de la puesta del sol." 
  • 12:11 - ".... es la Pascua (Pesaj) del SEÑOR." 
  • 12:12 - "Pues Yo pasaré por la tierra de Egipto ESA NOCHE, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y contra todos los dioses de Egipto ejecutaré mis juicios. Yo soy el SEÑOR." 
  • 12:13 - ".... veré la sangre y PASAR POR ALTO vosotros (IRÉ POR vosotros)... cuando hiera la tierra de Egipto." 
  • 12:14 - "Ahora ESTE DÍA os será un memorial, y lo CELEBRAREIS como una banquete para el SEÑOR; EN TODO VUESTRAS GENERACIONES ustedes deben CELEBRARLO como un ESTATUTO PERPETUO." 
  • 12:24 - "Y ustedes deben GUARDAR este evento como UN ESTATUTO para vosotros y para vuestros hijos PARA SIEMPRE (PARA ETERNIDAD)." 
  • 12:25 - "Y cuando entréis en la tierra que el SEÑOR les dará, como El ha prometido, deben GUARDAR ESTE RITO." 
  • 12:27 - ".... Este es el sacrificio de LA PASCUA (Pesaj) del SEÑOR... " 
  • 12:29 - "Y aconteció que a la MEDIA NOCHE que el SEÑOR hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto... " 
  • 12:42 - "Es NOCHE de GUARDAR para el SEÑOR por haberlos sacado de la tierra de Egipto; ESTA NOCHE es para el SEÑOR, para ser GUARDADA por todos los hijos de Israel POR TODAS SUS GENERACIONES." 
  • 12:47 - "TODA LA CONGREGACIÓN DE ISRAEL debe CELEBRAR esto." 
  • 12:51 - "Y, EN AQUEL MISMO DÍA el SEÑOR sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto por sus huestes." 
  • 13:3 - "Recuerden ESTE DÍA en el cual habéis salido de Egipto." 
  • 13:4 - "En ESTE DÍA en el mes de Abib (hoy, Nisán)... " 
  • 13:5 - ".... cuando el SEÑOR te haya traído a la tierra... la cual juró a tus padres que te daría... tu debes CELEBRAR ESTE RITO en este mes." 
  • 13:10 - "Por tanto, tu debes GUARDAR ESTE RITO EN SU TIEMPO de año en año."

Es importante destacar que cuando Yeshúa, el Mesías, fue crucificado en un miércoles 14 de abib (Pesaj), los que emprendieron su entierro en ese mismo día tuvieron que apresurarse por terminar el entierro antes de la puesta del sol se acercaba porque un Sabático de "peregrinaje" Altísimo (Día Santo Sabático Altísimo Anual) estaba por comenzar el jueves día siguiente, rápidamente se acercaba (Juan 19:31).

Ante tantas evidencias bíblicas, no hay ningún camino para que los hebreos "culturales" de hoy vayan alrededor del hecho que los Judíos Ortodoxos niegan el requisito específico de observar La Pascua (Pesaj) en el comienzo del día 14 de Abib o Nisán. Habiendo sido ordenado por el Dios de Abraham, el Pesaj es una fiesta para ser guardada, fielmente, en el día 14, por todos aquellos que reclaman ser creyentes redimidos en la simiente mesiánica de Abraham, Yeshúa nuestro Señor. 

El Pésaj es en 14 de Nisán (Éxodo 12:6) La Pascua Hebrea es un monumento conmemorativo creado por el Eterno Dios (no por mero de rabinos), y Pésaj está al mando como un Fiesta / Festival en honor al Eterno Dios en 14 de Nisán, entre las dos tardes de ese día (Lev. 23:5).

Entonces, no hay excusa hoy para confundir el día 14 la Fiesta de La Pascua Hebrea (Pesaj) con el día 15 la Fiesta de los Panes sin Levadura. No hay ninguna justa razón bíblica para sostener una ceremonia de La Pascua Hebrea (Pesaj) o cualquier parte de la celebración de misma, en el día 15 de Nisán.

Pero, para que las tradiciones humanas no nos confundan, recuerde esto: NO hay "Días Santos Judíos",  sino que hay solamente Días Santos de Yahvéh (llamadas también Fiestas del Eterno), nuestro Dios verdadero. Estos tiempos señalados perfectamente por la Instrucción del Eterno han sido mandatos perpetuos para los hijos de Israel, en el linaje de Abraham,  que observan, y observarán, fielmente en su forma de adoración correcta al Dios de sus padres.

El poder redentor del Pesaj contra el Faraón de Egipto



El relato histórico de nuestra redención tiene como tipo mesiánico a los hijos de Israel exiliados en Egipto por 430 años (Éxodo 12:40). La festividad de la Pascua hebrea (Pesaj, o Pesach) celebra la libertad de sus más recientes 200 años de sometimiento en servicio forzado a una sucesión de varios Faraones.

En los diseños divinos, la Pascua o Pesaj era simplemente el principio de un proceso de promoción celestial. Es el comienzo de un viaje de iniciación que eventualmente condujo a los israelitas a la libertad genuina, eternal, legal y física. Una libertad de la esclavitud egipcia, la cual fue completamente realizada en el cruce del Mar Rojo varios días después del final de la Pascua (Pesaj) y culminada, cincuenta días después, con el Pacto matrimonial de Yahvéh con ellos en el monte Sinaí. Esta alianza confirió a Israel la legalidad para ser promocionados por el Eterno y convertirse, bajo Su Torah (Instrucción) en un reino de sacerdotes para Él.

Leemos en el libro de Éxodo que Faraón recibió órdenes proféticas por parte de Yaheéh de dejar ir al pueblo de Israel, pero él tercamente se rehusó y trató de negociar alternativas inferiores para una partida completa de Israel que la mantuviera bajo el control y dominio egipcio.

Tomó 10 plagas para convencerlo, y al final Faraón incondicionalmente dejó al Pueblo de Israel abandonar a Egipto. Pero ya que Yahvéh a propósito había endurecido el corazón naturalmente terco de Faraón, realmente solo tomó una plaga – la última – para convencer a este gobernante del sistema reptiliano que debía permitir que los hebreos dejaron a Egipto completamente.

Luego, cuando Faraón consideró el asunto, tuvo remordimientos sobre la pérdida de un número tan grande de obreros esclavos, y consideró el inmenso valor de todos los bienes, manadas y otro botín con el cual los hebreos habían escapado, entonces Faraón tuvo un cambio del corazón y personalmente dirigió su ejercito tras los hebreos para hacerles retornar por la fuerza.

Rodeados (atrapado) entre las montañas y el mar, con ninguna forma de escapar Faraón y su próspero ejército, HaShem (El Dios de Abraham) dividió el agua del mar y el Pueblo de Israel caminó a través del lecho marino seco, escapando a la seguridad y a la libertad.

El mismo Faraón, con el ejército de Faraón, fue destruido al ahogarse cuando Dios causó que las aguas divididas se cerraran sobre ellos.

"Porque el caballo de Faraón entró con sus carrozas y con sus jinetes dentro del mar, y el Señor volvió a traer las aguas del mar sobre ellos; pero los hijos de Israel entraron por tierra seca en el medio del mar. " 
(Éxodo 15:19 -Versión de Rey Santiago - KJV en Español) 

[NOTA: Es interesante destacar que la palabra "caballo" es singular en el texto del lenguaje-hebreo de Éxodo 15:19].

La muerte temprana del hijo de Faraón (único heredero masculino para el Imperio de Egipto y sus leyes) durante la décima plaga, combinado con la muerte del ejército de Faraón mismo, resultó en ruptura (o anulación) del "título de propiedad" que la dinastía del Faraón una vez había considerado como propietario legal de los hijos de Israel como sujetos o esclavos. 

Los hebreos estaban ahora verdaderamente salvos de Faraón y auténticamente libres de la esclavitud. Por la salida fuera de la península del Sinaí para cruzar el Mar Rojo, no sólo estaban ellos completamente apartados de todas las tierras dentro del dominio y control de los egipcios, sino que no hubo más algún humano que quedara vivo que pudiera legalmente reclamar la propiedad de los Hijos de Israel.

Del mismo modo, nosotros, sus redimidos, estamos libres en el Mesías, quien avergonzó públicamente al gran dragón, el Faraón del mundo espiritual y sus huestes (Colosenses 2;14-15). Por lo tanto, debemos en esta fiesta de Pesaj animarnos a tomar el desafío divino de peregrinar en un viaje redentor que nos promocionará de la esclavitud de nuestro Egipto interior, el exilio mental que nos aleja del propósito divino, hacia un nivel sacerdotal dónde lo que Él ha heredado del Padre Eterno como primogénito, nos será entregado como coherederos con Él (Romanos 8:16-17).